Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Violencia en el noviazgo

El amor es un sentimiento que nos hace sentir plenos y felices. Que nos hace ver el mundo de una manera totalmente distinta. Cuando se esta enamorado pareciera que todo es perfecto, aún cuando en ocasiones, nuestra relación de pareja no va por buen rumbo.

Habitualmente el amor y cariño que sentimos por nuestra pareja ciega nuestros ojos y nos impide ver sus defectos y malas actitudes, justificándolas por pensar que nos ama y lo hace por nuestro bien, aceptando en muchas ocasiones las agresiones y la violencia.
La violencia en el noviazgo es más común de lo que pareciera y muy a menudo pasa totalmente desapercibida. La violencia durante el noviazgo esta relacionada con todas aquellas acciones que causan daño físico, emocional y hasta sexual en la pareja, con el fin de dominarla, controlarla y mantenerla a su lado.
Entre las agresiones psicológicas y emocionales más comunes están los insultos, gritos, amenazas, chantajes, groserías y sometimientos. Por ejemplo, el hacer sentir inferior a la pareja por su aspecto físico o intelectual al grado de convencerla que no vale nada y que su pareja le hace un favor al estar con ella.
Chantajes o sometimientos como la elección de las amistades de tu pareja, el control de su forma de vestir, el cuidado y prohibición de actividades, salidas y horarios son agresiones recurrentes en muchas relaciones que pasan inadvertidas por la victima.
Si tu pareja o tú mismo basas tu relación en el miedo, si te has vuelto posesivo con tu pareja, si discuten y enojan habitualmente por nada, si tu pareja o tu se exaltan al hablar o te insulta, ten cuidado porque sin que te des cuenta estas sufriendo o aplicando, según sea el caso, violencia psicológica en tu relación.
Pero además de las agresiones psicológicas, existe la violencia física y sexual. Cuando el grado de agresividad y violencia va subiendo de nivel, el victimario ya no sólo utiliza los insultos y agresiones para mantener controlada a su pareja y someterla, ahora se vale de golpes, jalones de cabello, pellizcos, mordidas, agarrones, patadas, puñetazos, arañazos, bofetadas y hasta estrangulamiento. A menudo cuando este tipo de agravios suceden, la víctima los justifica al pensar que ella tuvo la culpa de que su pareja lo agrediera.
La violencia sexual es más habitual de lo que uno podría pensar. Las agresiones sexuales no se limitan únicamente a una violación haciendo uso de la fuerza física, también existen los toqueteos, caricias, besos sin consentimiento de la pareja. Además de que valiéndose de insinuaciones, chantajes y mentiras el victimario puede obligar a la pareja a tener relaciones sexuales aun cuando ella no este convencida de hacerlo.
Es importante decir que en la mayoría de los casos son los hombres los victimarios de su pareja, sin embargo, existen muchas ocasiones en donde la mujer es la que agrede y victimiza al hombre, especialmente a nivel psicológico.
Si este tipo de actitudes y malos tratos son frecuentes en tu relación, denúncialo a las autoridades quienes con gusto te ayudaran. Pide ayuda a tus familiares y amigos, pero sobretodo acude con especialistas como psicólogos o terapeutas que te ayudarán a pasar esta difícil etapa.
Por ningún motivo creas que todo lo que hace tu pareja es porque te quiere cuidar y desea lo mejor para ti, no justifiques sus acciones al decir que lo hace porque te ama o que la culpa fue tuya al provocarlo. Mucho menos creas que cambiará en un tiempo, esto es muy complicado.
Recuerda que una relación amorosa debe estar basada en el respeto y el amor, no en los golpes e insultos. Para poder amar a alguien primero es necesario aprender a querer y respetarnos a nosotros mismos.
 
Por: Carlos Hernández Miranda
Correo electrónico: carlos.hernandez.miranda@hotmail.com
 
Página recomendada
0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno