Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Mantenerse a salvo de extorsiones

 

Durante el 2010 se recibieron en el Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal 43 mil 356 denuncias ciudadanas de extorsiones telefónicas e intentos de extorsión cometidos en México. La mayor parte de este tipo de extorsiones no se funda en amenazas reales pero la víctima no puede saber con certeza si se encuentra en verdadero peligro.
La denuncia ciudadana es de suma importancia para combatir este delito, pero antes de esto usted tendrá que enfrentarse al extorsionador y es necesario saber cómo reaccionar.
Cuando reciba una llamada que le parezca sospechosa, sea usted quien pregunte ¿con quién desea hablar? antes de decir a quien le llama su propio nombre o el de alguna persona que vive en su hogar, pues aunque en ese momento no le pidan dinero querrán obtener información.
Si la persona le informa por teléfono de alguna situación de riesgo o emergencia (secuestro, accidente, problema policiaco, etc.) escuche con atención pero evite contestar preguntas y caer en provocaciones. Cuando hay una solicitud expresa de dinero de por medio, principalmente cuando se piden depósitos, seguramente se trata de un intento de extorsión telefónica.
Durante la llamada anote la mayor cantidad de datos posibles como: nombre, número, hora y fecha de la conversación. Al colgar, contacte a su familiar involucrado inmediatamente, si lo logra, denuncie la llamada que recibió. En México el número activado para este fin es el 088, marque sin desconfianza pues su denuncia será anónima si así lo desea.
Si no logra contactarlo, busque otros medios de localizarlo, en caso contrario espere una nueva llamada del victimario. Ante la solicitud explícita de dinero, conserve la calma y evite hacer transferencias o depósitos de cualquier tipo.
En caso de que la llamada o mensaje se deba a un supuesto premio, escuche las instrucciones, si le piden llamar a algún número de teléfono o enviar recargas de saldo, se trata con seguridad de una extorsión. Escuche con atención, cuelgue y no lleve a cabo las instrucciones.
Tenga cuidado con sus datos personales: no dé su número de cuenta bancaria a quien la solicite por teléfono o mensaje. Omita comentarios en los que se vislumbre con quiénes vive, sus actividades, sus horarios y otras referencias personales.
Haga saber a su familia dónde está y pídales que hagan lo mismo para que la falta de comunicación no vulnere su seguridad.
Por último, difunda estos consejos entre sus familiares. Busque más información en las direcciones web que le sugerimos.
 
Por Yanet Gpe. Sánchez Monroy
0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno