Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Consideraciones antes de escoger una mascota

Elegir una animalito de compañía frecuentemente es motivo de emoción porque implica un verdadero cambio de vida. Significa comenzar a convivir con un ser que dependerá de nosotros para satisfacer sus necesidades básicas y afectivas, así como para preservar su seguridad y su salud.

Tener un animalito o más en casa es una práctica muy común en México. Según la revista Fortuna, en 2011 el país ocupaba el cuarto lugar a nivel mundial en población de animales de compañía: se contaron más de 18 millones. En esta cifra los animalitos más populares fueron los perros y gatos.

Sin embargo, cada hogar es diferente y por ello deben evaluarse las cualidades de cada uno para seleccionar la mascota adecuada, así la elegida podrá tener una vida feliz y no padecerá carencias ni encierros.

Por ejemplo, si vive en una casa pequeña o en un departamento, sin un patio o jardín, es probable que un perro de gran tamaño no tenga lugar para correr y jugar como requiere; será mejor elegir un gato, un pez o un hámster. Evite dejar a los animales en su azotea, encerrados en cuartos o en cualquier rincón inapropiado donde se aburra y padezca inclemencias del tiempo.

Las aves son ideales para los hogares con patios o jardines pequeños y con poco espacio en el interior, pero se requiere dedicar especial atención a su higiene, resguardarlas del frío y permitirles tomar el sol diariamente.

Además de las dimensiones de su casa, debe tomar en cuenta la dinámica de su hogar. Si usted y su familia pasan mucho tiempo fuera y no pueden hacerse cargo del animalito, puede optar por adquirir peces, aves o un hámster, por mencionar algunos, pues sus actividades son más independientes  de las humanas y sus horarios de alimentación son más discontinuos, a diferencia de los perros, gatos o conejos, que comen más frecuentemente y requieren de alguien que salga con ellos a jugar, a caminar o que les haga cariños.

Cuando compre (o de preferencia adopte) una mascota, infórmese de todas las necesidades propias de cada especie con anterioridad y evite adquirir especies exóticas, es decir, aquellas que estén en peligro de extinción o no sean aptas para vivir en cautiverio. Tal vez alguna especie animal le llame la atención: puede ser un simio, una tortuga o una serpiente, pero debe saber que ellos no están acostumbrados a convivir con seres humanos y pueden convertirse en una amenaza mutuamente.

Además, analice que ninguna persona con quien usted viva sufra alergias o enfermedades como el asma porque estas podrían agravarse ante la presencia de una mascota, principalmente si esta tiene pelaje. Evite también llevarlas a casa cuando haya recién nacidos porque podrían resultar perjudiciales en ciertos casos.

Por último, asuma que un animal de compañía será un miembro más de la familia y por tanto requerirá destinar un porcentaje de su presupuesto para su cuidado: alimento especial, jaulas, correas, juguetes, peceras, vacunas, visitas al veterinario, etc.

Un animalito es una responsabilidad en la que se invierte tiempo y dinero pero a cambio se obtiene cariño, alegría y lecciones importantes de respeto a la vida, por ello debe pensar muy bien antes de decidir qué mascota es la ideal, pues abandonarla es un acto de crueldad que debe evitarse.

 

Por Yanet Gpe. Sánchez Monroy

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno