Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Transformar, preservar y ganar

Actualmente, la generación de desechos sólidos representa un problema ambiental de enormes proporciones que amenaza el equilibrio ecológico mundial. Sólo en México, se generan anualmente casi 4 millones de toneladas de basura, de las cuales se reciclan solamente 646 mil toneladas (PVEM).

La deficiente cultura del reciclaje en la ciudadanía va de la mano con una concepción que demerita todas aquellas actividades relacionadas con el manejo de la basura y sobre todo de quienes laboran con ella como los trabajadores de limpieza, barrenderos, pepenadores y recolectores.

Por ello, es apremiante reconocer la digna labor de quienes realizan la recolección y comercialización de los residuos sólidos y replantear la visión que se tiene de la basura, ya no como un desecho, sino como un nicho económico real capaz de producir empleos e ingresos económicos.

Para comenzar a mejorar este panorama, el primer paso es separar los desechos sólidos y encontrar la manera de asegurar que su destino sea un proceso de reciclaje. Podemos venderlos personalmente a una empresa y obtener así algunos pesos (pocos, pero que garantizarán la satisfacción de haber contribuido a evitar un daño ecológico); o podemos regalarlos a una persona que se dedique a la recolección.

Los recolectores frecuentemente buscan hogares o negocios que garanticen darles algunos desechos especialmente a ellos (botellas de plástico, vidrio, papel, aluminio y/o cartón), así convierten la visita al lugar en una rutina semanal y de esta manera usted no tendrá que preocuparse porque el camión de la basura revuelva los materiales en el tiradero. El recolector se llevará los desechos sólidos separados.

Esta acción será una gran ayuda no sólo para la naturaleza, sino también para una persona cuyas condiciones no le permiten acceder a un empleo formal pero que desempeña una actividad de autoempleo como muchas otras.

Igualmente se puede colaborar con ellos si dejamos de tirar la basura en las calles y optamos por guardarla y tirarla en casa o dejarla en un bote de basura que hallemos en el camino, así los trabajadores de limpieza no tendrán que recorrer las calles agachados buscando desechos para llevarlos a su lugar.

No menosprecie el trabajo que se relacione con la recolección, separación y manejo de desechos, pues estas actividades son indispensables para que su hogar y su comunidad permanezcan limpios.

Además, recientemente se han convertido en labores clave para que las grandes empresas de reciclaje obtengan su materia prima. Si reflexiona detenidamente en esto, verá que son parte importante de la economía y cada vez más personas necesitaremos desempeñar una tarea en dicho proceso, porque explotar los recursos naturales ya no es la única ni la mejor alternativa.

 

Por Yanet G. Sánchez Monroy

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno