Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

¿Ira? Control de la ira

La ira es un sentimiento normal en el ser humano, es una forma de nuestro cuerpo de reaccionar y adaptarse ante un hecho adverso que pone al extremo nuestras capacidades. Sin embargo, el problema se presenta cuando la ira se vuelve la única forma en que sabemos reaccionar, más aún cuando ese sentimiento de enojo y odio nos llevan hacia conductas agresivas y destructivas interfiriendo con nuestras relaciones interpersonales y con nuestro proyecto de vida.

 
Para saber si somos personas con problemas de manejo de la ira, debemos preguntarnos y examinar a profundidad nuestro comportamiento. Piensa ¿con qué frecuencia te enojas? ¿Por qué lo haces? ¿Tuviste razón al enojarte? ¿Obtuviste la solución a ese problema o situación al enojarte? ¿La ira y el enojo es la única forma de reaccionar que conozco? ¿Lo qué hice estuvo bien?
 
Si al hacer este pequeño examen de tus actitudes y comportamientos, descubres que la ira y el enojo se han vuelto algo habitual en ti y que ante cualquier hecho, acción o comentario reaccionas con cólera, quizás tengas un problema a la hora de manejar tu ira.
 
Controlar un sentimiento de cólera y enojo no es sencillo, más aún cuando ya se ha vuelto la única manera de enfrentar los problemas o las adversidades. Sin embargo, con fuerza de voluntad, tranquilidad, paciencia y reflexión puedes sobrellevar tus cuadros de ira.
 
Ante una situación adversa, sea la que fuere, relájate y piensa bien las cosas. Analiza lo que esta sucediendo, así como la mejor manera de hacerle frente. Procura respirar profundamente, eso ayudará a tu cuerpo y mente a sentirse mejor.
 
Reflexiona las actitudes y acciones que tomaras, revisa cada una de ellas. Habitualmente, cuando nos enfrentamos a un escenario que nos pone contra la pared, lo primero que hacemos es ponernos a la defensiva, gritamos y manoteamos.
 
Busca siempre el lado amable de las cosas, toma todo con buen humor. Una actitud cordial hacia la vida te ayudará a considerar todo en su justo medio, sin caer en dramatizaciones y exageraciones.
 
La comunicación es vital. Siempre platica a las personas que estén a tu alrededor lo que sientes y lo que te esta pasando. Comunícales, si hay algo que te molesta, las palabras son mejores que los gritos y los golpes. Aprende a escuchar a los demás y ponte en sus zapatos, entiende su posición y sus sentimientos.
 
Por último, es importante que canalices esa ira hacia proyectos constructivos y no destructivos, encausa esa fuerza a lograr tus objetivos y metas personales. Asimismo, crea un ambiente de trabajo y familiar agradable. Eso incluye desde la cuestión material y la decoración del espacio, hasta la manera en que la familia construye su trato diario.
 
Si tus cuadros de ira son muy recurrentes e incontrolables, si te han llevado a actuar sin razón y control, e incluso has llegado a los golpes. Pide ayuda profesional, acércate con un psicólogo que te ayudará a trabajar con tu autocontrol.
 
Fuente
http://www.cinteco.com/
http://www.centroap.com/blogs/2009/05/como-controlar-la-ira-tips-manejo-de-el-enojo/

 

 

Por: Carlos Hernández Miranda

Correo electrónico: carlos.hernandez.miranda@hotmail.com

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno