Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Las primeras visitas al pediatra

El primer control se realiza en el propio hospital. Después, durante las primeras veinticuatro horas de vida para comprobar la adaptación del bebé fuera del útero. En la exploración del día del alta, el pediatra com­prueba que todo sigue bien: cómo se ha establecido la lactan­cia materna, cómo va el cordón umbilical y la posible existencia de alguna alteración u otras variantes normales del recién nacido.

Si todo va bien se realiza otra visita a partir de la primera semana de vida, después de que la madre haya pasado en casa unos días con el niño. Así se dará cuenta de los problemas normales que puede presentar el cuidado del bebé que le resolvían en el hospital si ella no sabía cómo. Lo recomendable es llevar anotadas las dudas y pregun­tas para no dejar nada en el aire y que, de vuelta a casa, surjan dudas.

La visita al pediatra se suele realizar la segunda parte de la prueba para detectar las metabolopatías (pinchazo en el talón); se explora de nuevo al niño y se aclaran las preguntas de la madre. Al cumplir el primer mes se recuerdan los datos ante­riores y se comprueba el mantenimiento de la lactan­cia materna, el ritmo sueño -vigilia-, el ritmo intes­tinal y la integración del bebé en la familia.

Durante las visitas, el pediatra valora el crecimiento y los progresos (desarrollo) del bebé o del niño e indica los cambios en la alimentación y las vacunaciones según el calendario. De acuerdo con la edad del niño. Se hacen recomendaciones para un mejor cuidado y se dan consejos para evitar problemas inmediatos (accidentes, intoxicaciones) o futuros (obesidad, arterioesclerosis) que se pueden prevenir desde la infancia.

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno