Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

El niño diabético. Cuidados

 

El proceso de asimilación y el posterior cuidado de una enfermedad crónica-degenerativa como lo es la diabetes representa un duro reto para cualquier adulto. Ahora imagine lo complicado que resulta todo esto para un niño. De ahí que es esencial que  la familia y lo seres que se encuentran a su alrededor le brinden todo su apoyo.
 
Para empezar es de vital importancia que como padres de familia seamos muy claros con nuestro hijo del padecimiento que sufre, de sus consecuencias y de sus cuidados, al mismo tiempo que le expliquemos que ello no lo hará un niño que dejará de jugar o hacer sus actividades cotidianas, tal como lo hacen sus amiguitos.
 
Una vez explicado esto al niño, debe hacer lo mismo con los demás integrantes de su familia, para que todos asuman el cuidado del paciente y traten de generar un ambiente de apoyo, amor y confianza.
 
Sin duda los hábitos de la familia deberán cambiar, en especial los alimenticios. Platiqué con el médico responsable de su hijo para diseñar un menú especial de acuerdo a las necesidades del pequeño. Dicha dieta no sólo deberá ser seguida por el paciente sino también por toda la familia como un gesto de solidaridad e integración. Además que llevar un dieta sana, balanceada y baja en azucares y grasas no le hará daños a nadie, al contrario traerá beneficios a la salud de su familia.
 
Expliqué a su hijo y a sus familiares los horarios en lo que el paciente deberá tomar sus medicamentos. En caso de ser necesario la aplicación de insulina muestre a su hijo como hacerlo el mismo para que no dependa de alguien más.
 
Pregunté a su médico las actividades físicas que su hijo puede desarrollar y los cuidados que debe de tener a la hora de hacerlos. No pierda de vista que su hijo no puede dejar las actividades propias de su niñez como ir a la escuela y jugar. Cuidar a nuestro hijo y seguir las recomendaciones del médico al pie de la letra, no quiere decir que hay que sobreprotegerlo.
 
En la escuela el niño debe seguir sus cuidados tratando de interferir lo menos posible en sus actividades escolares. Es necesario que hable con el profesor y las autoridades de la escuela de su hijo de las necesidades y cuidados que requiere, de manera que se adecúen a su día escolar.
 
Muy a menudo el niño diabético tiene que comer en más ocasiones, por lo que el profesor a cargo de su hijo debe se comprensivo en este punto y otorgar las facilidades necesarias para que el paciente siga su dieta. El niño podrá llevar a cabo todas las actividades escolares, solamente hay que seguir los cuidados y recomendaciones sugeridas por el médico.
 
De esta manera la comunicación entre padres de familia, profesor, paciente, familiares y amigos será de vital importancia para hacer mucho más fácil el proceso de asimilación y cuidado del niño diabético.
 
La paciencia, la confianza, la comprensión, el apoyo mutuo, la comunicación y el amor son ingredientes esenciales para que el niño diabético pueda llevar una vida digna y feliz.
 
Fuente
http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/meal_plans_diabetes_esp.html
 
Carlos Hernández Miranda
 
Correo electrónico:
carlos.hernandez.miranda@hotmail.com
 
Páginas recomendadas
 
0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno