Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Disminuya el riesgo de SMSL

El síndrome de muerte súbita del lactante es un mal que puede afectar a los bebés, principalmente los menores de un año y que es mejor conocido como SMSL. Es muy importante que los padres de las víctimas del SMSL comprendan que no son culpables del padecimiento, el cual, no es producto de negligencias.
No hay certezas acerca de las causas que producen esta “muerte de cuna” pero en el caso, el bebé deja de respirar. Lo único que está en manos de los adultos cuidadores del niño o la niña, es la posibilidad de disminuir los riesgos.
Aunque las causas son desconocidas, años de investigación han permitido advertir a los padres acerca de algunos objetos y acciones que vulneran la vida de los recién nacidos provenientes de diversas instituciones especializadas en salud infantil como la Academia Americana de Pediatría (AAP):
Si eres padre o madre de un recién nacido, cuida que a los 4 días de nacimiento se realice el análisis llamado Tamiz neonatal aunque se muestre sano, en muchos países esta es una obligación para las instituciones de salud porque es un método muy importante para detectar múltiples padecimientos antes de que tengan consecuencias. Infórmate. Después de los resultados asiste a revisiones pediátricas frecuentemente, sobre todo durante los primeros seis meses de vida.
Los cuidados que debes tener en el hogar son especialmente a la hora de dormir: es muy importante que acuestes siempre a tu bebé bocarriba es decir, sobre la espalda y en una superficie firme a menos que esté contraindicado por el médico. No cubras la cara de tu bebé cuando duerma porque le impide absorber todo el oxígeno que necesita. Si escuchas leves ronquidos, coméntaselo al pediatra.
También evita comprarle peluches a tu hijo(a) antes de que supere el año de edad, pues con el movimiento del bebé al dormir podría colocarlos en una posición que le impida respirar adecuadamente. Que no tenga muñecos de peluche también ayuda a que no se acumulen en ellos elementos dañinos como polvo y pelusas.
Si te parece más cómodo vigilar el sueño de tu recién nacido(a) puedes dormir con la luz encendida durante un tiempo. En caso de que te provoque problemas para conciliar el sueño esta medida, prueba utilizar un cubre-lámparas.
El espacio para dormir del niño o la niña debe ser seguro. Verifica que no haya riesgo de que caiga o quede atrapado con el colchón, las almohadas o la cabecera. Por eso es conveniente que el pequeño no repose en camas para adultos con regularidad.
Esta información no tiene porqué asustarte ya que el SMSL no es un padecimiento que presente altas cifras de incidencia, pero los cuidados aquí recomendados le permitirán a tu bebito tener un mejor descanso y favorecer su desarrollo. No se trata de vigilar el sueño del infante las 24 horas del día, por el contrario, se intenta que tenga un lugar especial con las condiciones básicas de seguridad en el cual reposar para que su familia permanezca tranquila.
 
Por Yanet Gpe. Sánchez Monroy
0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno