Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Ir al dentista

Visitando al dentista

La razón principal para ir al dentista con regularidad (cada seis meses) es la prevención. La meta es prevenir la caries dental, las enfermedades de las encías y otros trastornos que ponen Su salud dental y bucal en riesgo.

Su primera consulta con un dentista probablemente consistirá en tres partes: Su historia médica y dental (donde el dentista o encargado de la higiene dental, el higienista dental, le hará preguntas sobre el cuidado de su dentadura y revisará su record de cuidado dental), una revisión dental y una limpieza profesional.

El dentista examinará su dentadura, sus encías y otras partes importantes de su boca. Él o ella puede que examinen las articulaciones de sus mandíbulas. Para ello, utilizarán un espejo y un instrumento de metal que se utiliza para que sea más fácil revisar la corona (la parte visible) de cada diente. Esto se hace para chequear el sarro y evidencia de solturas en la dentadura o caries. El dentista puede que también revise su mordida y la forma como su dentadura encaja entre sí (también llamada oclusión).

Su dentista examinará la condición general de sus encías, que deberían ser firmes y rosadas, en lugar de frágiles, hinchadas o inflamadas. El o ella (o un asistente) utilizará instrumentos para chequear la profundidad de su sulcus, la pequeña depresión donde cada diente se une a la encía. Las hendiduras, llamadas pockets en Inglés, son evidencia de enfermedades en las encías.

Después de examinar las partes visibles de su dentadura y de su boca, su dentista tomara imágenes con rayos X que podrán revelar caries dentales, abscesos (colecciones de pus rodeados de tejidos inflamados), o muelas de juicio.

La limpieza profesional generalmente la realiza un higienista dental, un profesional dental específicamente entrenado y licenciado.  La limpieza consiste en remover depósitos endurecidos utilizando un "scaler" (un instrumento para que ayuda a raspar los depósitos) o una máquina ultrasonido que utiliza alta frecuencia para remover depósitos de sarro. Las partículas se enjuagan posteriormente con agua.

Después de la limpieza, el higienista dental pulirá su dentadura. Este proceso limpia y suaviza las superficies de tu dentadura, removiendo las manchas y dificultando que el sarro se adhiera a tu dentadura. Finalmente, el higienista puede que aplique a sus dientes un compuesto de flúor o un sellador que ayude a prevenir la caries dental.

Al final de su visita, el dentista le dejará saber si necesitas volver para tratar una caries. Su dentista puede que también te refiera a un ortodoncista, si él o ella piensan que necesita frenos o si tiene otras necesidades.

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno