Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

en esta sección

La importancia de hacer ejercicio

 

El ritmo de vida que llevamos actualmente es acelerado, lleno de ocupaciones y estrés por lo que difícilmente tenemos tiempo para descansar y dedicar algunos momentos para estar bien con nosotros mismos y cuidar nuestra salud. Por desgracia esto puede provocar que nuestro cuerpo se deteriore y contraigamos enfermedades como hipertensión, colesterol alto, diabetes, colitis y algunos otros padecimientos. El deporte puede ser la manera de prevenir todas estas complicaciones a nuestra salud.
Practicar ejercicio o actividad física aeróbica nos puede ayudar a mantener nuestro cuerpo en equilibrio y obtener muchos beneficios. Cuando nosotros realizamos por lo menos media hora de ejercicio al día nuestro cerebro se oxigena y permite que nuestras neuronas se conecten de mejor manera, con lo que nos ayuda pensar y aprender mejor.
Gracias a la actividad física nuestro organismo libera endorfinas, hormonas que según científicos son conocidas como las hormonas de la felicidad, ya que al ser liberadas generan en nosotros una sensación de bienestar y armonía que nos ponen de buen humor.
Correr, caminar, trotar o hacer cualquier tipo de ejercicio aeróbico (baile, zumba, aerobics, etc.) ayuda a fortalecer nuestro corazón, mejora nuestra condición física, aumenta nuestra resistencia, nos enseña a respirar de mejor manera, agiliza nuestro metabolismo, facilita la quema de grasas y nos ayuda a mantener nuestro peso corporal en equilibrio.
Además de todos estos beneficios la práctica constante de ejercicio fortalece nuestros músculos, les da tono, volumen y resistencia, lo que a la larga puede evitar lesiones musculares y óseas. También mejora la circulación sanguínea de nuestro cuerpo lo que evitará la aparición de varices e incluso coágulos que podrían derivar en infartos.
Por si fuera poco cuando hacemos ejercicio al aire libre en un parque, gimnasio o en la calle misma puede conocer a muchas personas, hacer amigos e incluso encontrar a su media naranja.
Incluya el ejercicio como parte de su rutina diaria, ya verá que no se arrepentirá y que los beneficios serán muchos. Comience con algo sencillo no forcé de más a su cuerpo, ya que si no está habituado a realizar actividad física este lo resentirá. Conforme vaya acostumbrándose al ejercicio podrá aumentar la intensidad y duración de sus rutinas. Además el ir haciéndolo poco a poco le ayudara a tomarle gusto a ponerse en movimiento, se trata de que lo disfrute y no que lo padezca. Recuerde: paso a pasito.
Por último, le recomiendo que complemente sus rutinas de ejercicio con agua abundante para que su cuerpo no se deshidrate. De igual manera le sugiero que no olvide comer adecuadamente, incluya todos los grupos alimenticios en su dieta y haga por lo menos tres comidas al día. Recuerde que para mantener nuestro cuerpo sano no debemos dejar de comer, al contrario, debemos alimentarlo bien y hacer ejercicio por lo menos una media hora al día.
Así que ya sabe querido lector, vamos a consentir a nuestro cuerpo y mente, hagamos ejercicio, comamos sano, queramos a nuestros amigos y familiares y seamos felices.
Por Carlos Hernández Miranda
Correo electrónico
3.75
Promedio: 3.8 (20 votes)
Su clasificación: Ninguno