Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

en esta sección

Higiene corporal para combatir bacterias y enfermedades

El aseo para mantener higiene corporal en la manera correcta, es una base importante en la educación general para todos. La higiene además de proveer una mejora física, nos ayuda a mantener salud ya que combate bacterias y en dados casos hasta prevenir enfermedades. La higiene corporal se debe de convertir en una costumbre mediante pequeñas rutinas diarias que ayudan a mantenernos limpios y sanos.

La costumbre que debemos seguir e inculcar a los menores es la ducha diaria, así como saber cuáles son las partes de su cuerpo que deben prestar más atención para mantener limpias y saludables.  La cabeza, el área genital, las rodillas, las axilas, el cuello y los pies son las partes del cuerpo que más suelen sufrir de sudoración, por lo que se puede aplicar anti-transpirante, desodorante o talco para disminuir la sudoración (mal olor) y  enjabonarse bien al duchar.

Antes de ir a la ducha, hay que preparar la ropa, la toalla para secar y todos los elementos que se necesitan para arreglarse después de la ducha. También debemos de aprender a secarnos bien después de salir del agua y saber que algunas áreas del cuerpo pueden ser más delicadas, como la limpieza de uñas y de oídos. Cabe destacar que la limpieza al usar baritas con algodón para limpiar debe ser periódicamente pero espaciada, por lo que se recomienda de entre una a dos veces cada dos semanas.

La higiene personal abarca más que la ducha. Por ejemplo, la higiene bucal. La higiene bucal es muy importante en dos niveles: por estética y por efectos de salud. Tener la boca limpia significa evitar problemas de caries, enfermedades, sarro y otros futuros problemas dentro de la boca. Hay que aprender a cepillarse los dientes después de cada comida (3 veces al día), y hacerlo de forma correcta que es utilizando un cepillo y crema dental de acuerdo a la sensibilidad de nuestras encías. Es importante dar pequeñas cepilladas tomando pares de dientes y de arriba hacia abajo.  En caso de no saber cómo hacerlo correctamente, lo mejor es consultar con el dentista para que muestre la forma correcta de hacerlo. Es importante visitar al dentista al menos una vez al año
 
Una serie de pautas para una higiene correcta y encontrarnos más limpios, presentables y saludables son las siguientes:

  • Lavarse las manos antes de comer.
  • Lavarse los dientes después de cada comida.
  • Tener las uñas limpias y siempre en perfecto estado. No morderse las uñas ya que además de no ser algo estético, se maltratan. Lo mismo aplica para los padrastros y pellejitos en los dedos.
  • La ropa también debe estar limpia tanto por presencia de la persona como por higiene, ya que si la ropa no se lava, formas de vida se reproducen en las prendas, tal como el caso de los ácaros que viven tanto en telas de vestimenta sucia, como en camas con cobijas sucias.
  • Después de hacer deporte o una actividad física moderada, se debe de duchar para eliminar los malos olores, el sudor y principalmente todas las toxinas que salieron junto con el sudor.
  • Es necesario utilizar jabones de acidez similar a la de la piel (ph=6) y que no irriten la piel. Si se emplean esponjas o zacates, deben ser usadas de forma  individual.
  • Las mujeres deben de ducharse diariamente durante su ciclo menstruación. Cuando se tienen determinadas enfermedades como resfriado común o fiebre, es conveniente bañarse para eliminar el sudor (contiene virus) y permitir una mejor transpiración de la piel.
  • Si el cuerpo es sucio, es propicio para el desarrollo de microbios. Por lo tanto es importante usar jabón en la ducha después de cualquier actividad física.
  • Referente al lavado de cabeza, no debe de ser frotada energéticamente ya que se pueden producir descamaciones en el cuero cabelludo y si es que la persona tiene mucha grasa, puede producir más de esta manera. También, se debe de lavar la cabellera con movimientos circulares y con la yema de los dedos. Finalmente se debe de eliminar cualquier residuo de champú.
  • Es recomendable lavar los ojos con enjuagues especializados o con arrastres con agua desinfectada.
  • El cabello no debe de ser secado frotando fuertemente, ya que se puede dañar. Lo mismo sucede con altas potencias en la secadora de pelo. Si se llega a usar secadora, debe encontrarse a una distancia de 20 cm. Entre el pelo y la secadora.
  • La piel se debe de secar solo con toques con la toalla sin frotar enérgicamente, ya que puede dañar la piel.

Siguiendo los consejos anteriores usted puede conseguir una piel más sana, un a vid más saludable, mayor higiene y una excelente presentación. Recuerde que la higiene es salud.
 

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno