Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

en esta sección

  • Frutos y vegetales

Frutos y vegetales para una buena alimentación

Dentro de los grupos de alimentos, el cuarto grupo es el que forma las frutas y vegetales que es importantes para una buena nutrición. Las frutas y vegetales proveen al cuerpo de elementos necesarios para la piel, digestión, sangre, cerebro y básicamente casi todas las funciones del organismo.

Dicho grupo alimenticio aporta hierro, proteínas, fibras y muchos carbohidratos. Una de las propiedades del grupo, es que existe una variedad impresionante en frutas y vegetales, por lo que existe una diversidad en colores, sabores, olores y formas de prepararse. En jugos o en piezas separadas y con bajo precio se puede encontrar en mercados y tiendas de autoservicio. Más allá de su variedad y calidad de sabor, la fruta es uno de los grupos de  alimentos más sanos y recomendados por los nutriólogos.
Además de sus elementos (hierro, potasio, etc.), su alto contenido en líquidos evita la deshidratación; además, las frutas son una fuente inagotable de vitaminas y carbohidratos: que es el mejor modo de obtener calorías necesarias para resistir las actividades físicas tales como el ejercicio.
Las frutas contienen un alto contenido en fibra, lo que llega a disminuir problemas gastrointestinales y su consumo cotidiano es recomendado por los especialistas como un modo excelente para reducir el riesgo de sufrir de cáncer o los problemas relacionados con venas y arterias.
Dentro de las sustancias en frutos y vegetales con un mayor interés se encuentra la fibra, que se determina en clases soluble e insoluble en agua. Ambos tienen un efecto fisiológico distinto. La fibra insoluble casi no sufre de procesos de fermentación y tiene efectos en la regulación del intestino; por otro lado, la fibra soluble se encuentra en vegetales y en fruta y tiene una relación estrecha con los procesos metabólicos de todo el aparato digestivo.
Las frutas y hortalizas de color amarillo y anaranjado, así como  las verduras de hoja verde, contienen grandes dosis de betacarotenos (Vitamina A). Dicha vitamina es indispensable para la formación y regeneración de  tejidos, mucosas y células de la piel. De igual manera, contribuyen a retardar la acción del envejecimiento en la piel del rostro y de otros órganos.
Por lo anterior, es conveniente ingerir frutas como el melón y verduras como la calabaza, la zanahoria, el perejil, el berro, la col, el brócoli y  la espinaca. Las concentraciones de vitamina A en dichos alimentos varían, pero todos son benéficos para la piel del hombre y de la mujer.
Los cítricos (el limón, lima, uva blanca, naranja y mandarina, por mencionar algunos), los kiwis, las frutas rojas, fresas, berros y el perejil son alimentos ricos en vitamina C. Además de que tienen un papel antioxidante, todos son de suma importancia para la cicatrización de las heridas y ayudan en la producción de colágeno, que provee de elasticidad en la piel y hace que se maltrate más despacio.
Además de las frutas y verduras jugosas, es importante el consumo de frutos secos. Una ración diaria de tamaño pequeño, es suficiente ya que estas, aportan muchas calorías. Son ricos en vitamina E, igual que vegetales de hoja verde y que las frambuesas.
Las almendras, nueces o pistachos, en combinación con las verduras y frutas mencionadas, pueden reducir la oxidación celular, el deterioro de la piel, a la que le brindan elasticidad y pueden ayudar con el desvanecimiento de las manchas en el rostro. Además, las nueces y las avellanas son ricas en cobre, que funcionan como antiinflamatorio, mejorando problemas en la piel del rostro  de dicho tipo.
Otro consejo recomendable para mantener una piel joven, bella y luminosa es el banana o plátano, ya que es una fruta rica en zinc, un elemento antioxidante, que mejora notablemente la renovación de las células del cutis y que además las tonifica de manera gradual.
Cada fruta y cada vegetal contienen diferentes elementos y cualidades que los hace ricos en nutrientes y complementarios entre sí como a otros grupos de alimentos. Es necesario conocer las propiedades de los grupos de frutas y verduras (ya sea por su color o sabor para que sea más fácil) tales como los amarillos, los cítricos, los secos o los verdes. Debe de acercarse a consumir alimentos de esta naturaleza para proveer de salud a su cuerpo y al de su familia.
Aliméntese sanamente con alimentos de cada uno de los grupos alimenticios sin excederse en cierto grupo, manteniendo un balance entre todos los alimentos y sus variedades y consuma una cantidad moderada de agua diariamente.
 

1
Promedio: 1 (1 vote)
Su clasificación: Ninguno