Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Dietas balanceadas para una buena alimentación

En México es casi nula la cultura sobre la necesidad de tener una alimentación balanceada (saludable) y practicar deporte con regularidad. En el país se va adquiriendo esta cultura poco a poco, existe vasta información y la gente cada vez se encuentra más abierta a conocer estos datos, lo cual es un avance importante, ya que este país tiene muchos problemas de salud.  
 Existen programas escolares que se aplican en algunos colegios (pero no en su totalidad ni la mayoría) para enseñar a los alumnos cómo alimentarse, qué alimentos son los que deben de consumir, cuáles les favorecen y cuáles no lo hacen, independientemente de vigilar todos los alimentos de las cooperativas escolares. De dicha manera, los alumnos pueden saber qué alimentos les conviene más ingerir y cuáles deben evitar.
 Existen grupos alimenticios y cada grupo contiene consumibles que portan características y elementos especiales que benefician al cuerpo de cierta manera. Se debe de consumir una variedad de alimentos de cada uno de los grupos alimenticios para generar una ingesta balanceada y que contribuya a cubrir todos los nutrientes que necesita el cuerpo para desarrollar sus funciones de manera adecuada y lo más saludable posible.
Los grupos alimenticios y sus características esenciales son los siguientes:
- Carnes: animal, productos de la pesca y huevos. Son los principales proveedores de proteínas de origen animal. Contienen grasas, vitamina B y minerales (principalmente hierro). Los nutriólogos aconsejan dar preferencia a las carnes blancas (pollo, pavo, conejo y pescado), limitando el consumo de carnes grasas y embutidos tales como el salami y la salchicha.
- Lácteos (yogurt, queso): También son ricos en proteínas animales, contienen calcio, fósforo, grasas y vitamina B. En este caso, también deben preferirse los lácteos menos grasos. Para los niños de una edad temprana, se aconseja la leche para fortalecer huesos y proveer nutrientes.
- Cereales y derivados (arroz, trigo, maíz, pan y pasta entre otros): Son ricos en azúcares complejos (proporcionan energía), vitaminas y fibras para el buen funcionamiento del  intestino. Lo más conveniente es dar preferencia a los productos integrales.
- Legumbres (lentejas, chícharos, garbanzos y soya entre otros): Contienen almidón, proporcionan algunas vitaminas y minerales, pero principalmente proteínas.
- Aceites y grasas: Son ricos en lípidos y vitaminas. Es preciso intentar limitar el consumo de grasas para aderezar los alimentos, dando preferencia a las de origen vegetal  como el aceite de semillas y de oliva.
- Verduras y frutas que contienen vitamina A (Amarillas y verdes): Contienen muchas vitaminas, minerales, fibra, azúcares y agua. Se debe variar lo más posible su consumo ya que cada fruta contiene diferentes elementos y nutrientes.
- Verduras y frutas que contienen vitamina C (Rojos o naranjas): Este grupo  comprende alimentos proveedores de vitamina C.
El nutriólogo es la persona especializada y certificada para orientar a las personas sobre la mejor forma de alimentarse dependiendo su peso, edad, sexo y características individuales. Existen nutriólogos que ofrecen servicios gratuitos por parte de organizaciones y el gobierno, acérquese a su centro médico y haga uso de su servicio social para acceder a dichos servicios.
 

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno