Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Decora tu vida

 ¿Qué pasa con nuestra sociedad y su vida cotidiana? ¿Habremos resuelto ya, algunos problemas que traemos de años, o hemos aumentado algunos a la lista?

Notemos que nuestros días están compuestos por diversos elementos importantes: los pensamientos, los alimentos, los sentimientos y emociones, nuestras pláticas, los encuentros con los demás, entre muchas otras cosas. Es decir, las prácticas y la actitud con las que nos desenvolvemos día a día es aquella construcción que nos hará vivir de determinada forma.

Si pusiéramos atención en cada una de estas acciones y decisiones, probablemente dejaríamos de hablar de los problemas de la sociedad, y lo cambiaríamos por las opciones de la sociedad. Por lo tanto, generaríamos un cambio en la cotidianidad.

Entonces, ¿en qué debemos enfocar nuestra atención y nuestras acciones?

En primer lugar, nuestra alimentación. Sin duda hemos escuchado aquella frase “eres lo que comes”. La elección de nuestros alimentos, forma parte de las decisiones más importantes del día a día. La alimentación que llevemos reflejará nuestros hábitos, estado de ánimo y forma de vida. Al pensar en lo que comemos es necesario revisar dónde comemos, o bien, a dónde acudimos a surtir nuestra despensa.

En Toluca existen lugares como la Bodega Mexiquense, en donde existe una manera de consumir diferente, más cercana, más humana. El valor, importancia de los productos y su calidad, tiene un efecto en nosotros más allá del que imaginamos.

Tenemos que ir hallando nuevas formas de producir, consumir y compartir lo que nos alimenta. Uno opción es esta, comprar de forma diferente; no excedernos, consumir lo que se necesita, buscar opciones para reciclar, tomar en cuenta los productos locales, regresar la mirada a lo nuestro.

La otra es aprender a producir nuestros propios alimentos. Contar en casa con compostas, cultivos y alternativas para producir y consumir desde nuestra casa, de esta manera evitaremos gastar más, contribuir a un cambio en el medio ambiente, aminorar los desechos, envolturas y envases.

Segunda, los espacios de estar. Nuestra casa, habitación, lugar de trabajo, oficina, escritorio, en fin, es cuestión de mirar los detalles. Ordenarlos, limpiarlos, decorarlos, darles vida y sentido. ¿Cómo? Las opciones son muchas, empezando de lo  básico, un lugar –limpio y ordenado-, después, las flores, los colores, los aromas, los detalles que lo conviertan en nuestro espacio. Frases significativas en las paredes, fotos con recuerdos, colección de objetos con valor personal, entre tantas cosas más.

El dotar de sentido y sabor a nuestros días, es una tarea diaria, de vigilancia, atención, espontaneidad y disciplina. Estar atentos a cómo queremos vivir la vida es tan complicado y trabajoso como iniciar cualquier proyecto del trabajo o escuela.

Por último, esmerarnos en la creatividad cotidiana. En decorarnos, a nosotros y a lo que nos rodea. Aquí podemos hacer uso del arte y los hobbies: la música, la escritura, las manualidades, la cocina, la decoración, nuestra vestimenta, nuestro tiempo libre… una variedad infinita de herramientas que nos permitan dos cosas: dar más sabor a nuestra vida, y aprender a vivirla mejor.

 

Mireya Escamilla

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno