Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Sobre el acné

El acné es la enfermedad más común de la piel. Esta afecta al 80% de la población mundial en algún momento de su vida. Es una enfermedad inflamatoria en la piel que es causada por una infección bacteriana.

La aparición es común en la adolescencia y está relacionada con los niveles de hormona masculina (testosterona). El acné disminuye con el tiempo y tiende a desaparecer o al menos disminuye después de la adolescencia; de cualquier forma, no hay manera de predecir cuánto tiempo tardará en desaparecer completamente y algunas personas continuarán con acné durante años.

Existen varios grados y variaciones del acné. La forma más común, se conoce como “acné vulgaris”, refiriéndose al acné común. Éste se presenta como una serie de secreciones excesivas de glándulas sebáceas que, combinadas con células muertas de la piel, bloquean los poros.

Bajo el poro tapado, se produce un ambiente  perfecto para el crecimiento de la bacteria, que produce una infección en el poro que generará pus. En respuesta, la piel se inflama produciendo la lesión visible. Las zonas del cuerpo más afectadas son la cara, el pecho, la espalda, los hombros y los brazos. Se desconoce la razón por la cual, algunas personas padecen acné y otras no, pero se sabe que es hereditario.

Se conocen varios factores enlazados al acné:

    * Actividad hormonal
    * Estrés
    * Acumulación de células muertas de la piel
    * Bacterias en los poros
    * La irritación en la piel por medio de rascaduras
    * Algunos medicamentos
    * La exposición a altos niveles de cloro (Ej. Albercas)

El verdadero acné común en adultos de mayor edad, puede ser característico de una condición hormonal, como el embarazo y otras enfermedades de la piel.

Hay muchos productos para el tratamiento del acné, muchos de ellos con efectos no probados científicamente. Los tratamientos exitosos proporcionan pequeñas mejoras entre la primera y la segunda semana. El acné disminuye aproximadamente al pasar un aproximado de tres meses; después de esto, la mejora comienza más aceleradamente.

Una combinación de tratamientos, puede reducir la cantidad y gravedad del acné en muchos casos. Esos tratamientos, que son efectivos en su mayoría, tienden a tener un mayor potencial de efectos secundarios y necesitan un mayor grado de control y seguimiento médicos. Mucha gente consulta con especialistas (dermatólogos) para decidir qué tratamiento seguir, especialmente cuando se considera la posibilidad de combinar distintos tratamientos. Existen organismos especializados en el tratamiento de las enfermedades de la piel como la Academia Mexicana de Dermatología y la Fundación Mexicana para la Dermatología A.C., donde se ofrecen servicios especializados y consejos sobre el manejo del acné.

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno