Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Cáncer cervicouterino


El cáncer cervicouterino, un tipo común de cáncer en la mujer, se debe a la presencia de células cancerosas (malignas) en los tejidos del cuello uterino. El cuello uterino es la abertura del útero
, el órgano hueco en forma de pera donde se desarrolla el feto, y conecta el útero con la vagina (canal de nacimiento).

El cáncer cervicouterino suele crecer lentamente por un tiempo. Antes de que se encuentre células cancerosas en el cuello uterino, sus tejidos experimentan cambios y empiezan a aparecer células anormales (proceso conocido como displasia). La prueba de Papanicolaou generalmente encuentra estas células. Posteriormente, las células cancerosas comienzan a crecer y diseminarse a mayor profundidad en el cuello uterino y áreas circundantes.

Ya que en general no hay síntomas del cáncer cervicouterino, el médico debe hacer una serie de pruebas para detectarlo. La primera prueba es la de Papanicolaou, que se lleva a cabo usando un pedazo de algodón, cepillo o espátula de madera pequeña para raspar suavemente el exterior del cuello uterino, con el fin de recoger células. La paciente puede sentir algo de presión, pero generalmente no se siente dolor.

Si se encuentra células anormales, el médico tendrá que extraer una muestra de tejido (lo que se conoce con el nombre de biopsia) del cuello uterino, y la observará a través del microscopio para ver si hay células cancerosas. Para efectuar una biopsia sólo se necesita una pequeña cantidad de tejido y puede hacerse en el consultorio médico. Si para hacer la biopsia el médico necesita extraer una muestra mayor en forma de cono (conización), la paciente quizás tenga que ir al hospital.

El pronóstico (posibilidades de recuperación) y el tipo de tratamiento dependen de la etapa en la que se encuentra el cáncer (si se encuentra en el cuello uterino o si se ha diseminado a otros lugares) y el estado de salud general de la paciente.

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno