Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Artritis

La artritis reumatoide es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación crónica de las articulaciones y produce una destrucción progresiva con distintos grados de deformidad e incapacidad funcional. En ocasiones puede ser extraarticular, lo que quiere decir que puede causar daños en cartílagos, tendones, huesos y ligamentos de las articulaciones, lo que puede afectar órganos como los pulmones, corazón u ojos, por ejemplo. 

Aproximadamente el 1% de la población mundial es afectada por esta enfermedad. Las mujeres son tres veces más propensas a la artritis reumatoide que los hombres. Suele aparecer a partir de los 40 años de edad. Dicha enfermedad suele ser muy dolorosa e incapacitante, y puede ser detectada por medio de estudios médicos, radiografías o fundamentalmente por los signos y síntomas. 

Los diferentes tratamientos que existen para la artritis reumatoide incluyen la terapia ocupacional o fisioterapia. Algunos medicamentos anti-inflamatorios o analgésicos son usados para suprimir síntomas y prevenir daños a largo plazo, y lo que puede mejorar la futura calidad de vida del paciente.

La artritis de las articulaciones es la inflamación de la membrana sinovial que las reviste. Como consecuencia las articulaciones aumentan de volumen, duelen y se vuelven cálidas, con una característica rigidez que limita el movimiento, en especial por la mañana o después de una actividad prolongada. Dicha rigidez matutina es una característica de la enfermedad inflamatoria, que puede durar hasta una hora. Cuando esta enfermedad afecta múltiples articulaciones, se trata de poliartritis. Lo más frecuente es que afecte las articulaciones de las manos, pies o columna, sin embargo las articulaciones más grandes como rodillas y hombros no están exentas. La enfermedad suele afectar el cuerpo en forma simétrica, aunque no siempre es así. 

Los movimientos suaves pueden aliviar los síntomas de la rigidez en las primeras etapas de la enfermedad.  Es importante que al momento de ser diagnosticado con artritis reumatoide se someta a un tratamiento, ya que los dos primeros años de la enfermedad son cruciales. Una persona con esta enfermedad suele morir de 3 a 7 años antes de tiempo, y si la artritis es muy severa y no es tratada, el paciente suele morir de 10 a 15 años antes que la espectativa de vida normal. 

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno