Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

en esta sección

Lesiones comunes

Tipos de lesiones
Los músculos son propensos a sufrir lesiones o contracturas, entre las que debemos mencionar:

  • Contracturas: las más frecuentes, y al mismo tiempo las menos graves, se presentan cuando se fuerzan determinados músculos que no están entrenados para ello.
    En personas poco acostumbradas a realizar esfuerzos puede darse una contracción al efectuarse algún movimiento violento o brusco durante cualquier actividad inusual. También las personas mayores son susceptibles de sufrir este tipo de dolencias, debido a que existe una pérdida general de elasticidad en todas sus articulaciones y grupos musculares, como parte del proceso de envejecimiento.
    Existen dos tipos de contracturas musculares: las que se presentan cuando se está realizando un ejercicio, y las que aparecen con posterioridad al esfuerzo.
    Uno de los elementos más útiles en los casos de contracturas son los masajes, ya que facilitan la recuperación de la movilidad y ayudan a aliviar el dolor.
  • Desgarres: cuando un músculo se contrae en forma violenta rompe un considerable número de fibras, y se calienta. El dolor aparece inmediatamente en la región afectada, y tiende a incrementarse conforme el cuerpo retoma su temperatura normal.
  • Esguinces: lesiones o torceduras de los ligamentos (estructuras que refuerzan las articulaciones) de los tobillos, rodillas, codos y muñecas, que se produce cuando una articulación es forzada o estirada violentamente. En consecuencia, hay una hemorragia interna que se filtra junto con un fluido que segrega la articulación lesionada, lo que produce inflamación, moretones y dolor.
  • Torceduras: son rasgaduras o estiramientos excesivos de los ligamentos (bandas resistentes de tejido elástico que está unidas a las articulaciones); la zona dañada suele adquirir coloración negra o azul (moretón).
  • Tendinitis (o tendonitis): inflamación de los tendones, que son como cuerdas mediante las cuales los músculos se insertan en los huesos. Es común en codos, hombros, rodillas y tobillos. Es común en los deportistas profesionales.
  • Bursitis: inflamación de la bolsa que evita el roce de tendones con huesos o ligamentos, en la que se alberga el llamado líquido sinovial. Al presentarse provoca distensión, dolor intenso y, en consecuencia, limitación en la movilidad.
  • Lumbalgia: dolor de espalda que a menudo es consecuencia del estiramiento excesivo o contracción de uno o varios músculos. La dolencia es casi inmediata y puede prolongarse durante varios días, dificultando sentarse, inclinarse o caminar.

Para evitar lesiones, principalmente en quienes practican deportes, es sumamente importante realizar ejercicios de calentamiento por lo menos 15 minutos antes de la actividad, mediante movimientos de estiramiento y suave rotación de articulaciones como tobillos, muñecas, rodillas, cintura, cuello y hombros. Es recomendable consultar con su médico en caso de sufrir una lesión seria.

3.916665
Promedio: 3.9 (12 votes)
Su clasificación: Ninguno