Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

en esta sección

¿Cuánto debemos comer?

 

De valientes y glotones están llenos los panteones. Así reza un conocido refrán que actualmente pareciera tener mucha razón. Y es que ¿a poco no es muy rico comer? Tan rico que a veces hasta nos excedemos y terminamos comiendo más de lo que necesitábamos. Comer de más es un mal hábito al que nos hemos acostumbrado y que no hace bien a nuestra salud.
Resulta que cuando comemos de más, aún cuando ya nos sentimos satisfechos, estamos ingiriendo más calorías de las que nuestro cuerpo requiere para llevar a cabo sus funciones vitales y nuestras actividades cotidianas como trabajar o estudiar. Esto deriva inevitablemente, en unos kilitos extra que a la larga se vuelven unos muchos, con los problemas de salud que eso conlleva.
Para evitar esto debemos cambiar nuestros hábitos alimenticios y bajarle un poquito a todo lo que nos comemos. Ello, aclaro, no significa matarnos de hambre, sino comer sólo lo necesario.
Entonces ¿cuánto comer? Bien, esto dependerá de la actividad física realizas, es decir, cuantas calorías gastas durante el día. Por ejemplo, un obrero necesitará más calorías que un trabajador de escritorio, por consecuencia deberá consumir más calorías, más alimento.
De igual manera debes tomar en consideración la complexión de tu cuerpo, esto es, las características físicas que tienes. Existen tres tipos de complexión la delgada, la mediana y la robusta. Está claro que una persona con una complexión robusta necesitará más alimento y calorías para llevar a cabo sus ciclos vitales que una persona delgada. Por desgracia a menudo, existimos muchas personas de complexión delgadas que comemos por dos personas robustas. Ojo con eso.
Para conocer cuál es tú complexión debes de medir la circunferencia de tu muñeca izquierda y saber cuál es tu estatura. Ya con esos dos datos, divide tu estatura entre la circunferencia de tu muñeca. El valor que obtengas cotéjalo con los siguientes valores. La complexión delgada para hombre comprende números mayores a 11 y a 10.4 cm para las mujeres. La complexión mediana contempla resultados entre 10.1 y 11 cm para los hombres y 9.6 a 10.4 cm para las mujeres. Finalmente, la complexión robusta registra valores menores a 10 cm en el caso masculino y 9.6 cm e n el femenino. (Pérez-Lizaur, Marván. Manual de Dietas. 5° Edición citado en www.nitrisa.com/complexión.pdf.)
Sin embargo, el principal parámetro para saber cuánto comer no lo dará nuestro cuerpo. Para ello es necesario que comas lentamente y mastiques bien la comida. Date tiempo para saborearla y disfrutarla. Toma algún tiempo entre cada bocado, escucha lo que te dice tu cuerpo y tu estomago. Verás que así te sentirás satisfecho más pronto. Si aún no te sientes lleno, puedes comer frutas o verduras.
Come porciones pequeñas, especialistas sugieren que un puño de la mano lleno de comida es una buena porción para comer. Incluye todos los grupos alimenticios en tu alimentación. Mide lo que comes, que te den un platón repleto de comida no quiere decir que es para ti sólo y mucho menos que te lo tienes que acabar.
Para diseñar un plan de alimentación adecuado a tus necesidades calóricas y físicas es necesario que acudas con un nutriólogo que te indicará que dieta seguir, en que porciones y que tipo de alimentos consumir. Si no lo puedes hacer, toma las anteriores recomendaciones, come sólo lo justo y escucha a tu estomago que te dirá cuando ya estés satisfecho. Recuerda que de valientes y glotones están llenos los panteones.
 
Fuente
http://www.nitrisa.com/complexión.pdf
http://kidshealth.org/teen/food-fitness/dieting/portion-size.html

 

 

 

Por: Carlos Hernández Miranda

Correo electrónico: carlos.hernandez.miranda@hotmail.com

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno