Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

en esta sección

¡Aguas con el calor!

Aunque ya esté superada la temporada invernal, no debemos bajar la guardia cuando se trata de tomar medidas para cuidar nuestra salud, pues las enfermedades están a la orden del día. Pero no hay razón para preocuparse si durante los meses más calurosos ponemos en práctica las siguientes recomendaciones:

Mantenga en casa las ventanas abiertas durante el día para refrescar las habitaciones, pero procure cerrar la mayoría de las ventilas en la noche para evitar que entren insectos a su hogar, recuerde que su presencia es más frecuente en temporadas calurosas. Opte por dormir con ropa más ligera para contrarrestar el calor y no guarde las cobijas, quizá requiera tener una a la mano cuando la temperatura descienda durante la madrugada.
No se exponga a cambios bruscos de temperatura, es decir, evite utilizar climas en el auto o la casa con temperaturas muy bajas, pues cuando salga o entre su cuerpo resentirá el cambio y puede resfriarse. Procure no tomar bebidas congeladas cuando se sienta más acalorado, mejor tome abundantes líquidos fríos o templados, eso le ayudará a sentirse mejor y a evitar la deshidratación.
Salga a la calle bien protegido: cubra sus ojos y su piel de los rayos solares con gafas, gorras sombrillas y bloqueadores con factores de protección altos.
Utilice lo menos posible su automóvil ya que encierra temperaturas mucho más elevadas que las del exterior. Si viaja en carro con su familia, no los deje adentro esperándolo(a) con las puertas cerradas mientras hace compras o realiza otra actividad y tampoco viajen por periodos muy largos porque podrían deshidratarse. Lleve en su vehículo algunas botellas de agua que alcancen para todos sus acompañantes y manténgalas a la sombra.
¿Gusta de practicar deportes al aire libre? hágalo antes de las 11 de la mañana o después de las 5 de la tarde, pues en medio de ese horario los rayos del sol son más potentes. Beba agua frecuentemente durante la actividad y coma frutas frescas al concluir. Si tiene a su cargo un grupo de estudiantes o un equipo deportivo, tome en serio este consejo para mantener sanos a sus alumnos.
No olvide cuidar su higiene personal y la de sus alimentos. Ponga especial atención en sus compras y no consuma comida en la calle, las enfermedades gastrointestinales y estomacales pueden agravarse con el clima. Los alimentos se descomponen también más rápidamente; si le sobran raciones disminuya las cantidades que cocina o refrigere siempre el restante. Compre frutas y verduras abundantes para que usted y su familia las coman (previamente lavadas y desinfectadas) pero elija unas cuantas sin madurar, así estarán listas para su consumo días después de que las adquirió.
Recuerde que regularmente los más vulnerables son los niños, niñas y adultos mayores así que debe elevar las precauciones con ellos. Tenga siempre un poco de suero disponible por si alguien presentase diarrea o vómito; en el caso, procure que lo beban y acuda a un centro de salud para su atención inmediata. No olvide que la automedicación puede resultar contraproducente, es mejor confiar en los expertos.
Una vez consideradas las precauciones necesarias puede usted estar tranquilo y disfrutar de las bondades que traen consigo la primavera y el verano.
Por Yanet Gpe. Sánchez Monroy
0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno