Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Evitar tragedias en caso de incendios

Para evitar cualquier accidente, lo principal es prevenirlo. Cuando se trata de incendios se deben sumar las siguientes medidas a los hábitos de la familia:

1-      Tener un extinguidor o extintor en la casa o negocio aunque sea pequeño. Para aprender a manejarlo, consulte con su vendedor y en caso de una emergencia lo sabrá sin problemas.
2-      Ocupar extensiones de calidad así como revisar los contactos de luz y los cordones de los aparatos eléctricos con regularidad (al menos cada seis meses) para identificar fallas. Si la cubierta de plástico está abierta, deben reemplazarse por un cordón compatible nuevo.
3-      Desconectar los aparatos eléctricos cuando salga del hogar y antes de dormir. En caso de ocupar multicontactos, basta con apagarlos. Ni siquiera las series para fiestas decembrinas deben permanecer encendidas.
4-      Revise las perillas de la estufa para que no dejen escapar gas durante la noche.
5-      No descuide la estufa o el microondas cuando cocine. Si algún alimento requiere una espera larga, ponga una alarma que escuche dos minutos antes de terminar para que esté pendiente en el momento necesario.
6-      Cuando compre un tanque de gas nuevo y este sea instalado, vacíe un poco de shampoo para el cabello en la parte superior del cilindro y en las mangueras que lo conectan con su estufa, si observa que el shampoo burbujea cierre la salida del gas y repare la fuga (zona donde se detectaron las burbujas).
7-      No encienda cigarros ni cerillos cerca de zonas donde se manejen combustibles (gas, gasolina, solventes, alcohol, etc.) ni cerca de objetos inflamables como telas o papel.
8-      Prohíba a sus hijos jugar con cerillos, cuetes y velas. También evite que jueguen en la cocina.
9-      No deje objetos de vidrio (botellas, lentes, lupas, frascos…) directamente bajo los rayos del sol, ya que podrían hacer arder el material debajo de estos (papel, cartón, tela, madera o pasto).
10-   Aleje aparatos eléctricos de la humedad.
11-   Guarde en su agenda personal los números de emergencia de su ciudad, ya sea en el celular o en una pequeña libreta que siempre tenga a la mano.
Y aún cuando estas medidas no sean suficientes o se presente algún descuido que produzca un incendio, guarde la calma, el Centro Nacional de Prevención de Desastres hace estas recomendaciones:
No abra puertas ni ventanas porque con el aire el fuego se extiende.
Los fuegos pequeños producidos por aceite o grasa pueden mitigarse con sal, polvo de hornear o bicarbonato. Si lo que se inflama está en una sartén, solo póngale una tapa.

Si el incendio es pequeño, trate de apagarlo con un extintor.  Si no, encienda la alarma o emita señales de alerta.

Si el fuego es de origen eléctrico no intente apagarlo con agua.
 
Antes de abrir una puerta, tóquela, en caso de que esté caliente no intente abrirla y procure bloquear las rendijas para evitar el paso del humo. Si la puerta está fría y la densidad del humo le permite salir, respire a través de una prenda mojada y salga  agachado.
 
Si se incendia su ropa o la de otra persona, ruede por el suelo o tape rápidamente con una manta para apagar el fuego.

Recuerde que es más importante la prevención y mantener la calma ante cualquier incidente. Una vez lejos de riesgos, las pertenencias personales pueden recuperarse, nada es más valioso que su vida y la de quienes lo acompañan.

Por Yanet Gpe. Sánchez Monroy

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno