Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Sustancias tóxicas y como actuar en caso de intoxicación

Las sustancias tóxicas al momento de ser ingeridas pueden provocar envenenamiento y por lo tanto pueden causar la muerte. Es importante saber qué hacer en caso de intoxicación ya que muchas acciones pueden inducir a una muerte más rápida. Una sustancia venenosa ingerida oralmente, produce náuseas, calambres abdominales y vómito. Los sustancias tóxicas (venenos) ingeridos por accidente o con fines suicidas incluyen: medicaciones en sobredosis, herbicidas, insecticidas, venenos para animales, productos químicos y productos de limpieza.

Para atender a alguien envenenado es de suma importancia identificar el tóxico preguntando a consumidor del veneno o buscando pistas como, por ejemplo, envases o latas vacíos, que generalmente mencionan los antídotos en su etiqueta o la forma de actuar si se llega a ingerir. Quemaduras, manchas u olores característicos, también pueden servir para identificar el producto.

Una medida es diluir la sustancia tóxica encontrada en el estomago de la víctima haciendo beber a la persona una gran cantidad de leche, agua o una mezcla de las mismas. Este proceso retrasa la absorción y la difusión del tóxico en los órganos.

Lo anterior no se puede realizar en casos de ingerir ácidos y/o bases fuertes, estricnina o queroseno. Lo que se debe de hacer es inducir al vómito para  tratar de eliminar la mayor cantidad posible del tóxico antes de que el cuerpo lo absorba. Se debe inducir haciendo beber a la persona una mezcla de 1/2 vaso de agua y muchas cucharadas de bicarbonato de sodio o de magnesio, de igual manera, introduciendo los dedos en la garganta hasta estimular el velo del paladar y conseguir que la persona vomite. Se debe repetir dicho procedimiento hasta vaciar el área por intoxicar (estómago). Después es conveniente administrar un laxante.

El veneno siempre se debe de atacar con un antídoto. Algunos antídotos aíslan la sustancia tóxica de las áreas sensibles como las mucosas; otros tienen efectos que reaccionan químicamente con el veneno y lo mutan; otros estimulan al cuerpo humano a contrarrestar el efecto del tóxico.

Si el antídoto en específico no se encuentra disponible se debe utilizar uno generalizado que contrarresta la mayor cantidad de venenos. Un antídoto general se puede crear mezclando una parte del mimo con té fuerte, otra parte de magnesia y 2 partes de polvo de pan quemado. Este antídoto también está disponible en los comercios.
En el caso de que el veneno sea un ácido corrosivo, una base fuerte (sosa cáustica) o amoníaco y es importante saber que no se debe estimular el vómito, pues se llegarían a dañar los tejidos de la boca, el esófago y la faringe. Para intoxicaciones causadas por  ácidos, se debe utilizar como antídoto bases débiles, como la leche de magnesia o bicarbonato de sodio. En cambio, para intoxicaciones por bases, son útiles los ácidos débiles, como el limón concentrado o el vinagre diluido. Debe administrarse aceite de oliva o solo clara de huevo.
En casos de intoxicaciones por estricnina o queroseno lo que se debe hacer, es ingerir abundante agua y/o leche y después aceite de oliva o solo clara de huevo y no provocar el vómito.
Otros casos son intoxicaciones por medicamentos. Otras son por medio de  plantas, principalmente con frutillas o bayas de colores intensos (rojos), que se encuentran dentro de las casas, en parques o en jardines.
En general, los envenenamientos e intoxicaciones en niños ocurren mayormente entre los dos y los cinco años de edad. Relacionado con lo anterior, un error frecuente es dejar productos tóxicos en envases o latas de bebidas que pueden confundir al niño.
Otro grave error es dejar detergentes y productos de limpieza debajo del lavadero o lugares alcanzables y sin llave. Por lo tanto, es necesario colocarlos en un lugar donde no puedan tomarlos.

En resumen es importante:

  • Una vez que existe intoxicación, identificar la clase del tóxico.
  • Extraer la mayor parte del tóxico provocando el vómito.
  • Nunca provocar vómito en caso de ingerir sustancias corrosivas, derivados de petróleo, estricnina o queroseno
     
3.666665
Promedio: 3.7 (3 votes)
Su clasificación: Ninguno