Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Enseñando a nuestros hijos a ver la televisión

 

La televisión en nuestro país tiene un gran alcance y penetración. Tan sólo el 91% de los hogares mexicanos cuentan con al menos un televisor. Este dato nos refleja la notable influencia que pueden llegar a tener los contenidos ofrecidos por la televisión en las personas, más aún cuando estos son niños. Ante este panorama debemos orientar a nuestros hijos en la manera en que estos se acercan a la pantalla.
Inicialmente debe hacer notar a nuestros hijos que la televisión no es más que una fuente más de entretenimiento y no necesariamente la mejor. Brindemos a nuestros hijos la posibilidad de acercarse a otras formas de recreación y diversión como la música, la lectura, el deporte, la pintura y el baile, entre otras.
Cada que nuestro hijo o hija se disponga a ver televisión es recomendable que usted o un adulto mayor este a su lado para decidir si los contenidos presentados en la pantalla son adecuados para los menores. Además que al acompañar a los pequeños el adulto puede explicar a los niños los programas, imágenes, frases y videos presentados, así como la publicidad que en muchas ocasiones puede confundir a nuestros niños.
De igual modo es necesario que desde pequeños expliquemos a nuestros hijos la importancia de seleccionar aquellos contenidos que nos brinden información y de los cuáles podemos aprender algo. Todo esto nos ayudará a abrir un canal de comunicación con nuestros hijos, platicar y comentar lo que presenta en pantalla con ellos es esencial.
Asimismo es importante que establezcamos a nuestros hijos horarios fijos y claros para ver la televisión. Hacerlo no debe interferir con las actividades, tareas y hábitos de los pequeños de nuestro hogar.
Habitualmente se utiliza a la televisión para premiar o castigar el comportamiento de nuestros hijos. Esta situación representa un error pues al hacerlo le damos a la televisión una gran importancia, lo que hará que los niños la vean como algo necesario para sus vidas. Por el contrario busquemos algunas otras formas de premiar motivar a nuestros chiquitines, por ejemplo leerles un libro, llevarlos al parque, salir a algún lado, ir a comer o jugar con ellos.
No debemos caer en la tentación de hacer de la televisión una educadora o una forma para que los niños se distraigan y no nos molesten. Y es que por desgracia muchos padres de familia encienden la televisión a sus hijos para que estén quietos mirando su programa favorito y no causen problemas. Por el contrario mejor tratemos de pasar más tiempo de calidad con ellos, brindándoles todo nuestro amor y atención.
Por último, es importante decir que cómo padres de familias prediquemos con el ejemplo y enseñemos a nuestros hijos que la televisión no es más que una forma más de entretenernos y mantenernos informados.
 
Fuentes consultadas
 
http://www.guiainfantil.com/educacion/aprendetele.htm
http://www.fundacionpreciado.org.mx/biencomun/bc170/Numeralia.pdf
 
Por Carlos Hernández Miranda
carlos.hernandez.miranda@hotmail.com
0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno