Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

en esta sección

Más allá de los cuentos

La idea de un padre o una madre leyendo a sus hijos textos que parten del famoso ‘Erase una vez…’ es ampliamente difundida, pues los cuentos se han vuelto la lectura preferida de los padres, maestros y editores cuando se trata de dirigirse al público infantil.

No obstante, aprovechar la imaginación que poseen los niños para que conozcan textos distintos y se familiaricen con otras estructuras narrativas como la de la poesía, les servirá para desarrollar aún más su capacidad lectora. No importa que los niños todavía no hayan aprendido a leer porque son pequeños. Leerles en voz alta atraerá igualmente su atención.
Historias que pueden transportarlos a mundos fantásticos como lo hacen los cuentos, pueden ser los mitos y las leyendas, principalmente si se trata de aquellas que reflejan parte del imaginario de un grupo social en determinada época y región: la formación del sol y la luna, de los planetas, de los cerros, de los volcanes… o leyendas e historias que puedan rescatarse de los pueblos y ciudades. Por supuesto, debe tenerse cuidado de conocer antes la leyenda o el mito completo para que se evalúe si es apto para la edad del niño o niña.
Además de la ficción, la lectura es la forma ideal para que los niños y niñas aprendan sobre sus derechos, valores, hábitos alimenticios, medidas de seguridad, historia nacional, historia mundial, tradiciones y culturas distintas entre muchas otras temáticas que puedan aplicar a su vida cotidiana al convivir con otras personas.
Por ejemplo, cuando llegamos a la adultez, muchas veces no conocemos la historia de nuestro propio lugar de origen, por eso es importante que desde pequeños empecemos a reconocer nombres de personajes sobresalientes así como las acciones que estos realizaron y que los llevaron a formar parte de la historia. Para ello es necesario fijarnos en libros que lo narren de forma divertida, clara y sencilla, cual si fueran un cuento, así se evitará que los chicos se sientan bombardeados de información y en cambio, deseen recrear en su imaginación las frases.
¿Y qué hay mejor para llamar la atención de los infantes que los dibujos? Por eso también es recomendable, especialmente para los niños que ya saben leer, mostrarles historietas y cómics nacionales y extranjeros que les enseñen a leer de forma menos lineal mientras ejercitan su mente.
Las historietas son un ejemplo de que los textos infantiles no solamente se encuentran en los libros, sino también en otras publicaciones como las revistas, internet, suplementos culturales, etc. De estos medios pueden obtener entretenimiento, aprendizaje y habilidades de lectoescritura. 
La intención de estas palabras no es que los cuentos y fábulas se queden olvidados, ya que complementan el abanico de posibilidades de entretenimiento para los más pequeños del hogar, aunque lo ideal es buscar distintos títulos y no quedarse con los más clásicos, pues se agotarán pronto si leen frecuentemente ¿para qué repetirlos cuando se pueden encontrar otros más novedosos?
 
Por Yanet Gpe. Sánchez Monroy

 

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno