Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

MexicoCambiar

Cuidado de la privacidad online

 

Regular la información que se sube y descarga en Internet no es una labor sencilla, pues esta herramienta se ha desarrollado de manera acelerada y se ha convertido además en un universo de textos, fotografías, música, videos, aplicaciones y bases de datos que muchas veces vulneran la privacidad de sus propietarios y protagonistas.

Evitar la violación de la privacidad de los cibernautas derivados de su registro en páginas electrónicas muchas veces depende de ellos mismos. A continuación se presentan algunas recomendaciones para navegar por la red sin que esto tenga repercusiones negativas en la vida cotidiana:
Tener al menos 13 años de edad para crear una página propia o inscribirse en algunas otras como redes sociales es una regla para tomar en cuenta en casa. Cualquier persona a cargo de niños (as) debe vigilar las páginas visitadas por los pequeños e impedirles compartir fotografías o información personal, ya sea para subirlas en bases de datos o para enviarlas como mensaje.
En recientes fechas se utiliza la inscripción vía electrónica en muchos lugares de México desde el nivel educativo básico. En este caso se solicitan datos personales de los niños por lo que resulta importante verificar que la página en donde se ingresa sea la oficial del gobierno y revisar que haya un candado cerrado diminuto del lado derecho de la pantalla, al inferior del programa que se esté utilizando para navegar.
Este candado aplica no sólo para las escuelas y gobiernos, cualquier página que solicite suscribirse puede tenerlo como indicio de que es segura. Si su explorador de internet no cuenta con esta seña, será necesario indagar lo mejor posible sobre la página antes de darse de alta, principalmente cuando se trata de movimientos bancarios. Si su banco le ofrece consultar su saldo o la posibilidad de hacer transferencias electrónicas, exija una asesoría en el mismo para evitar confusiones.
Otra sugerencia es que en páginas personales y redes sociales se mantenga contacto sólo con personas conocidas cara a cara y que además sean de confianza. Omita datos innecesarios (parentescos, religión, situación sentimental, lugares frecuentados, posesiones...). Estas redes resultan muy entretenidas pero no existe la certeza de que configurarlas como privadas nos salve de hackers e incluso curiosos que reproduzcan conversaciones o archivos que creíamos “privados” y nos afecten al ser mostrados a otros. Lo ideal es preguntarse frecuentemente: ¿cómo me afectaría lo que voy a subir o decir si lo vieran otras personas? ¿dañaré a alguien con mi archivo o comentario? Se trata de manejarse con cuidado pero también con ética.
Finalmente, no olvide leer con detenimiento los términos y condiciones legales de la página que solicita el registro aunque le parezcan tediosas. Cualquiera que maneje bases de datos en línea, tiene la obligación de hacerle saber las condiciones bajo las cuales usted será registrado y lo que se hará con su información.

Por Yanet Gpe. Sánchez Monroy

0
No votes yet
Su clasificación: Ninguno